Piscinas comunitarias. Control de accesos.

Con la llegada del verano, llega el momento de disfrutar de uno de los elementos de la Comunidad de Propietarios que mas se disfruta: las piscinas comunitarias. 

Tardes a la sombra con una bebida bien fría, el perfume de plantas y flores del entorno, y por supuesto, los chapuzones mas refrescantes. Todo sería perfecto si no fuera porque también es uno de los elementos que pueden llegar a resultar mas conflictivos en las comunidades de propietarios.

Suele acordarse en Junta el número de invitados que cada propiedad puede traer a la piscina y reflejarse en los estatutos y, en este caso, esa es la ley. No obstante, en numerosas ocasiones nadie ha dispuesto el número de invitados que puede traer cada propiedad. En estos casos, puede entregarse a cada inquilino de la propiedad un ticket, carnet o similar, para el control los accesos. De esta forma, se garantiza un correcto uso de la instalación y un ahorro de molestias ocasionadas por exceso de ruido o incomodidades de espacio para disfrutar de un baño refrescante.

En AG4 comunidades, basamos nuestras soluciones para este y otros problemas, teniendo en cuenta siempre a nuestros clientes y encontrando la alternativa que mejor se adapta a cada comunidad.